20 mar. 2006

Como se prepara Latinoamérica para los nuevos combustibles

Un mundo dividido entre varios tipos de combustibles a usar no es de extrañar para dentro de unos 5 ó 6 años. Si seguimos la línea de las tendencias de los fabricantes norteamericanos y algunos japoneses, parece que el E85 o etanol será el indicado. Si seguimos la otra línea, no menos fuerte, la de los fabricantes europeos, sus elegidos son el bio-diesel y el gas.
Los avances que han hecho algunos países latinoamericanos en materia de ser los próximos distribuidores mundiales de etanol están a la vuelta de la esquina. En un estudio realizado por Grist, una publicación norteamericana dedicada al medio ambiente, se da a conocer que países como Brasil, Argentina, Venezuela, Colombia y Perú, ya se están preparando para la demanda que el mercado norteamericano exigirá para dentro de unos pocos años de etanol. Brasil prácticamente es la Arabia Saudita del etanol al producir en el 2004, 6.5 billones de litros de etanol un 37% del total mundial, exportando 1 billon de litros gran parte a Estados Unidos. La industria del etanol ya tiene unos cuantos años de vida en Brasil y se pronostica que para el 2008 todos los autos vendidos en Brasil serán exclusivamente movidos con E85.
En Venezuela algunas provincias ya requieren que los combustibles vendidos tengan mezcla de etanol. El gobierno venezolano piensa invertir 900 millones de dólares para tener 15 plantas productoras de etanol a futuro.
Colombia aprobó una ley en donde también se obliga a utilizar dicho combustible en ciudades con una cantidad de habitantes superior a 500,000, aunque su orografía no facilitaría la producción de caña de azucar.
Perú busca meterse de lleno en exportar a California, el sub-mercado norteamericano que despegará más rápido que el resto de la Unión, por contar con leyes e infraestructura ya en vigencia respecto a combustibles alternativos.
En Argentina, líder en Latinoamérica en la producción de tecnología aplicada a combustión a gas, también se está produciendo, y mucho, etanol. En el año 2004 Argentina produjo 68 millones de litros de etanol y fue el productor número 17 en el mundo, a pesar de la dependencia del gas natural comprimido que tiene cautivos a gran parte del parque automotriz argentino.
La crisis interminable en Irak, en Irán y la dependencia de Estados Unidos del petróleo venezolano (alrededor de un 10% de su consumo), el petróleo de México (Pemex: ¿para cuando?) hacen que el país del norte vea con cierta preocupación estos conatos de "avances tecnológicos" por parte de Latinoamérica y el no alineamiento de Europa en materia de combustibles. Y aprovechar la oportunidad que se presenta sólo está a un paso.
Grist Magazine

0 comentarios: