14 mar. 2006

Sin frenos a 210 km/h

Lo que le paso a este inglés es digno de la película "Máxima Velocidad" en donde la guapa Sandra Bullock trataba de mantener un ómnibus circulando a toda velocidad en las autopistas y calles de Los Ángeles. Este inglés la tuvo peor: el acelerador de su BMW se quedó trabado y no podía hacer nada por frenar. Finalmente víctima de los nervios y la desesperación el viajecito terminó en una volcadura de la que felizmente salió ileso, pero eso si: este caballero no vuelve a manejar más por lo menos por unos largos meses.
Autoblog en Español

0 comentarios: