1 feb. 2006

Una contrastante realidad

En un estudio llevado a cabo recientemente por la Asociación de Empresas Petroleras y del Gas Natural de Latinoamérica y del Caribe (ARPEL), puso de manifiesto la fuerte disparidad de precios que existe entre los valores de venta que exhiben los combustibles en la región. Si bien algunos precios estan realmente accesibles (caso de Venezuela a 10 centavos de dólar x litro), otros no lo estan tanto a pesar de no ser tan caros a precio dólar.
Tomemos el caso de Argentina donde si bien en la composición del precio final del combustible los impuestos inciden en 46,4% de su valor final, el litro se paga a razón de 35 centavos de dólar sin inclusión de la carga impositiva y a casi 64 centavos por litro con el peso de los tributos fiscales. Este estudio pone de manifiesto un problema histórico: el peso impositivo sobre los combustibles. Los gobiernos han tomado el hábito de querer sacar de donde les parece que hay recursos de sobra, y lo aprovechan al máximo (para desgracia de los consumidores).
A pesar de los relativamente bajos valores de gasolina de algunos países de la región, la economía de la gente no puede absorver tales precios. Los ingresos NO SON acordes con los valores que se manejan y eso hace que invariablemente el consumo se decante por otros combustibles alternativos tales como el GNC (gas natural comprimido), donde Argentina está entre los países líderes en desarrollo, infraestructura y distribución de dicho combustible.
Como caso aparte en México, donde la nafta super esta a 68 centavos de dólar el litro, se compensa con casi el mayor ingreso promedio de Latinoamérica per cápita a pesar del monopolio de su compañía estatal Pemex.

Fuente: Infobae Profesional

0 comentarios: